🍀 Los riesgos de no curar el ombligo en terneros recién nacidos

ombligo ternero
La reducción de enfermedades en terneros parte de la higiene a los ombligos. Foto: www.estanciasvh.com
Por: CONtexto Ganadero
El lavado y cuidado del ombligo de los terneros disminuye patologías que el ganadero lamentaría ver en sus animales recién nacidos. Pero no se trata solo de una limpieza superficial. Los cuidados requieren de atención, de lo contrario se podrán presentar graves complicaciones.
La reducción de enfermedades en terneros parte de la higiene a los ombligos. En el estiércol, los utensilios ganaderos y la paja de las camas puede haber bacterias. Incluso en la madre se pueden presentar microorganismos patológicos que pueden afectar la cría.

Esta práctica no es costosa ya que simplemente se recomienda hacer una desinfección con yodo al 5 %, ojalá no puro sino con glicerina. (Lea: Las 5 estrategias para mimar terneros)

Santiago Mosquera, médico veterinario, zootecnista y experto en manejo animal, explicó que la desinfección de ombligos en terneros parte de crear un protocolo de higiene en el predio con bases técnicas.
Los terneros son animales susceptibles por encontrarse en un ambiente nuevo que los mantiene estresados y con las defensas bajas, por esta razón deben recibir un cuidado especial hasta que la herida cicatrice.
De acuerdo con Freddy García, médico veterinario e investigador del Centro Tibaitatá de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, si bien los ganaderos saben de la importancia de la curación del ombligo, es común observar que en muchas fincas no llevan a cabo la práctica.

Indicó que dentro de su experiencia ha visto casos en los que algunos ganaderos o encargados sí realizan la curación, pero no de la manera correcta. (Lea: Bienestar animal, clave para lograr rentabilidad en la ganadería)

“Siendo el nacimiento un momento estresante tanto para la madre como para la cría y siendo un ternero un animal que aún tiene que desarrollar defensas, la curación del ombligo es una práctica muy vigente y necesaria“, expresó.
Cuando no se trata al ternero hasta que el ombligo sane completamente, el productor se somete a varios riegos que pueden producir pérdidas económicas y productivas.
El médico veterinario explicó que en algunos casos las crías dejan de comer, lo que afecta inmediatamente la ganancia de peso y en otros el ombligo se inflama.
Apuntó que cuando se corta el ombligo, allí queda una herida abierta que atrae cualquier cantidad de bichos, bacterias, hongos e insectos, por lo cual si no se realizan las respectivas curaciones por ahí pueden empezar infecciones que pueden incluso llegar a ser mortales.

“Si no se le brinda el cuidado y se acompaña al ternero hasta que la herida cicatrice este animal va a estar expuesto a cualquier tipo de infección, luego desarrollar una enfermedad para al final llegar a la muerte“, aseguró.

Los expertos manifestaron que tanto la curación del ombligo como otras prácticas que se deben realizar durante los primeros días de vida, como por ejemplo alimentar con calostro, y brindar un ambiente de abrigo, son primordiales para garantizar el buen desarrollo del animal.

Commentarios