⛱️ La Gran Sabana

Tepuy - Gran sabana
Tepuy - Gran sabana

La Gran Sabana es una región localizada al sureste de Venezuela, en el macizo de las Guayanas, también al Sur-este del Estado Bolívar, y que se extiende hasta la frontera con Brasil y Guyana. La Gran Sabana cuenta con 10.820 km² de extensión, y forma parte de uno de los Parques nacionales más extensos de Venezuela, el Parque nacional Canaima.

La temperatura promedio se halla alrededor de los 20 ºC, pero de noche puede descender hasta los 13 °C, y en algunos de los sitios más elevados, dependiendo del clima, puede descender un poco más. El lugar ofrece paisajes únicos en todo el mundo, cuenta con ríos, cascadas y quebradas, valles profundos y extensos, selvas impenetrables, y sabanas que alojan una gran cantidad y variedad de especies vegetales, una fauna diversa, y las mesetas mejor conocidas como tepuyes.

Auyantepui

A pesar de que el Auyantepui no es parte de la Gran Sabana según la delimitación exacta del territorio, es considerado por muchos como parte de ésta, siendo el tepuy más conocido de toda Guayana. Se encuentra al Noroeste en Canaima y es uno de los tepuys más reconocidos a nivel mundial, debido a que en él se origina el salto de agua más alto del mundo, el Salto Ángel (denominado por los indígenas locales “Kerepacupai-merú”), con sus casi 979 metros de caída libre.

El Auyantepuy es el segundo tepuy guayanés más grande, con su superficie de 700 km², después del Chimantá. Tiene una altitud de 2.535 metros. El Auyantepui presenta una inclinación en su superficie: en el borde meridional supera los 2.400 metros de altura, mientras que el borde septentrional alcanza apenas los 1.600 metros.

Es posible acceder a la parte Sur del Auyantepui y escalarla. En algunos tramos del trayecto es necesario utilizar cuerdas para escalar, aunque el nivel de dificultad no es elevado. Para realizar el ascenso al tepuy es necesario llegar hasta el pueblo de Kavak en avión o helicóptero, ya que no existen rutas de acceso para vehículos hacia el tepuy.

Monte Roraima

El Monte Roraima despejado, evento poco común.

Es el tepuy más alto del parque nacional. Se le conoce también como montaña azul o montaña de cristal, y es considerado por los indígenas locales como una divinidad. Los pemones creen que la mayoría de los tepuys albergan espíritus o entidades poderosas, a las cuales respetan y temen.

Algunos de ellos incluso realizan ofrendas y plegarias en su cima en sus poco frecuentes visitas al tepuy (normalmente como guías turísticas a cambio de dinero y/o alimentos. Su altura es de unos 2.800 metros sobre el nivel del mar, tiene una extensión de 15 km de largo y su superficie es de 200 km² de extensión. Sus paredes, completamente verticales, pueden llegar a medir unos 500 metros de altura.

Formación rocosa del “Elefante” en la cima del Monte Roraima.
 A pesar de esto, a lo largo de dicha pared, se encuentra una zona sobresaliente, con inclinación y espacio suficiente para que los turistas puedan subir a la cima. Entre los puntos de interés se hallan el Valle de los cristales (un depósito de formaciones de cuarzo), la zona de los Jacuzzis, los miradores de La Ventana y El Abismo, los Laberintos del Norte, la Proa, el Lago Gladys, y el “Punto Triple”. Dicho punto se encuentra en la zona Noreste del tepuy, y es el lugar donde coincide la frontera entre Brasil, Venezuela y Guyana.
De gran atractivo son también las formaciones rocosas erosionadas por el viento, que dieron lugar a gran número de interpretaciones de figuras, como las formaciones de la “tortuga voladora”, el “sombrero mexicano”, el “mono comiendo un cono de helado”, o el “elefante”, mostrado en la foto.

Kukenan (Matawi-tepui)

Llamado incorrectamente y ampliamente conocido como Kukenan-tepuy, esta meseta se llama en realidad Matawi-tepuy. Tiene una altura de 2.680 msnm y fue escalado por primera vez en 1963. El Matawi-Tepui pertenece a la cadena oriental de tepuyes de la gran sabana, junto con el Yuruani-Tepui. Del mismo nace el Salto Kukenan, catalogado como el décimo salto de agua más alto del mundo, con sus 629 metros de caída libre.

Commentarios