💪 Consejos para elegir la mejor faja para entrenar

De todos modelos, tamaños, texturas y materiales, las fajas se han vuelto una herramienta muy común. La labor es mucha, ya sea desde levantar el culo, mantener los senos firmes, comprimir el abdomen, moldear la cintura y ayudar contra el dolor lumbar hasta dar soporte a los tejidos de la piel. Sin embargo, es importante tomar en cuenta estos consejos al momento de adquirir una faja para que obtengas los resultados deseados.

Lo necesario para elegir una pieza adecuada

  1. Lo más importante es tener en cuenta qué actividad física vas a realizar para saber qué tipo de faja es mejor. En el caso de la practica de levantamiento de pesas, es mejor la de cuero. En cuanto a las de tipo camiseta, son para aquellas personas que quieren moldear el abdomen y mantener la espalda recta. Las de faja abdominal con tirante es para quienes levantan cargas muy pesadas, evitando así una lesión lumbar. Mientras que las de látex ayudan a quemar la grasa más rápido.
  2. La rigidez y el ajuste van de la mano, por lo que es otro punto a considerar, ya que una tela muy rígida no te va a permitir moverte naturalmente. Por el contrario, una faja muy elástica no va servir, ya que no va a comprimir lo suficiente. Así que se debe moldear al cuerpo con un balance perfecto entre firmeza y suavidad, sin que se enrolle o se mueva al ejercitarse.
  3. La comodidad también debe tomarse en cuenta. La idea es que no te sientas asfixiado y puedas realizar el ejercicio como si no tuvieras nada para que la piel respire adecuadamente.
  4. La talla de la faja también es determinante para el éxito de la rutina al usarla. Cada fabricante tiene ciertos parámetros para establecer sus medidas. Así que ten presente tu complexión para que se amolde a la perfección.
  5. Si padeces de alguna alergia en la piel, deberás tener cuidado, ya que el sudor puede provocar pequeños brotes en donde se ubica la prenda.

Fajas deportivas

Con estas simples recomendaciones la elección de la faja será mucho más sencilla. Así que ya solo deberás preocuparte por cuál color quieres. Solo recuerda que no es recomendable usarla por periodos largos, ya que podría causar daños a largo plazo. Además, es primordial una buena hidratación todo el tiempo para no descompensar el organismo.

Commentarios