💡 Optimiza tu diseño de redes sociales

Una imagen vale más que 2 mil caracteres

Nuestros padres siempre nos han dicho “no juzguen un libro por su portada”, sin embargo, al ver a una persona con tatuajes, ropa desalineada, perforaciones y cabello extravagante inmediatamente se infartaban y hacían comentarios como “ese muchacho no debe andar en nada bueno”. Tengan razón o no, la verdad es que todos nosotros evaluamos la imagen de cada persona y, a partir de lo que vemos y lo que conocemos, sacamos nuestras propias conclusiones.
Al igual que en la vida lo hace nuestro físico, en las redes sociales las imágenes que publicamos le dan al público una idea de cómo somos, sea esta certera o no; por lo cual es importante que nuestro feed refleje nuestra personalidad (o la de la marca, según sea el caso) y que transmita el mensaje adecuado.


El cerebro humano procesa la información visual 60,000 veces más rápido que el texto, así que por muy interesante que sea el contenido, si no va acompañado de una imagen llamativa, de calidad y acorde con el tema, es probable que el post pase desapercibido.

Algunos elementos a tener en cuenta al momento de escoger las imágenes a publicar son:

Identidad:

Al crear una cuenta lo primero es establecer la identidad de la marca, su propósito en cada plata forma, y el público al que va a dirigirse; lo siguiente: aferrarse a esa identidad. Que cada imagen tenga la esencia propia de la cuenta y transmita el mensaje deseado.
Esto también aplica a las cuentas personales, después de todo, nadie quiere ver en internet unas fotos subidas de tono de la maestra de su hija.

Tamaño y calidad:

Cada red social ofrece las medidas ideales para las publicaciones, seguir esas medidas evitará perder la cabeza por una foto mal recortada.
Además, lo ideal es conocer el peso recomendado para las imágenes en cada plataforma, ya que una imagen liviana pero de baja calidad no se verá estética ni profesional, por otro lado, una imagen de buena calidad pero muy pesada tardará mucho tiempo en cargar y será completamente ignorada.

Creatividad y originalidad:

En un océano de información tan basto y profundo como lo son las redes sociales, es fácil que tus publicaciones se ahoguen y se hundan hasta el fondo. Para poder salir a flote debes proporcionar originalidad, mostrar las cosas desde otro punto de vida, llamar la atención de los usuarios.


No necesitas convertirte en un diseñador experto para publicar buenas imágenes, existen herramientas fáciles de usar como Canva.com; o bancos de imágenes y vectores como FreePik.com, Flaticon.com y Vecteezy.com con los que podrás crear excelente contenido para tus redes.
A final de cuentas lo importante es tener claro cuál es nuestro mensaje y como queremos transmitirlo, y pues algo de buen gusto siempre será de ayuda.

Commentarios