🍎 Consume calabazas para proteger tu corazón

Existen diversos platillos que puedes preparar con calabazas: desde un delicioso puré, cocinarlas al horno en rodajas o rellenas, hervirlas para añadirla en ensaladas o hacer sopas y licuados, etcétera. Además, sus semillas también son comestibles y cuentan con muchos nutrientes. Las calabazas no son solamente un alimento versátil que puedes consumir en cualquier época del año y que dura bastante tiempo, sino que son muy buenas aliadas para la salud.

Te recomendamos leer: Crackers crujientes de semillas

Beneficios de las calabazas para el corazón

Calabazas

Las semillas de calabaza, al igual que los frutos secos, presentan una gran cantidad de fitoesteroles saludables para el corazón. Asimismo, poseen un alto contenido de ácido oleico, lípidos y ácido linoleico, que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Por otra parte, protegen a la piel gracias a su alto contenido de carotenoides, que ayudan a combatir a los radicales libres.

Además, son ideales para recargar energía después de una sesión de entrenamiento físico, pues una taza de calabaza cocida posee el potasio que tu cuerpo precisa para sentirse óptimo.

Otros nutrientes que contienen las calabazas

Una taza de calabaza cocida aporta el 11% de la fibra recomendada por día. También es rica en vitaminas A y C, potasio, cobre, manganeso, riboflavina y fito-constituyentes pertenecientes a las categorías flavonoides y alcaloides. Cabe destacar que uno de los ingredientes más importantes que posee este vegetal son los betacarotenos que ayudan a mantener los tejidos protegidos contra el daño oxidativo y, además, le proporcionan el color anaranjado que la calabaza posee. También mejora el sistema inmunológico y evita el envejecimiento prematuro.

Snack saludable

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza pueden ser un snack saludable, crujiente y delicioso para comerse por sí solo o incorporar en ensaladas. Estas también cuentan con grasas saludables Omega 3 y zinc, que puede ayudar a mejorar la salud ósea y cuidar al corazón. Una de las ventajas de las semillas de calabaza es que puedes transportarlas fácilmente para consumirlas a cualquier hora y en cualquier lugar. Para asarlas, lávalas primero en agua fría después de extraerlas de la calabaza y extiende una capa en una fuente para hornear; llévalas al horno durante 35 minutos, mientras remueves ocasionalmente.

Quizás también te pueda interesar: La calabaza, un alimento ideal para perder volumen

Cuando compres calabazas, asegúrate de que se encuentren maduras y evita aquellas que tengan manchas, cortes o corteza rugosa. Almacénalas en un lugar fresco y seco y antes de cortarlas asegúrate de lavar la parte exterior porque muchos productores utilizan herbicidas y pesticidas.

Commentarios