💡 Buenas prácticas para conseguir seguidores en Instagram

Instagram es un gran canal de comunicación, personal y profesional. Darte a conocer o mostrar tu producto en Instagram tendrá más éxito cuantos más seguidores tengas.

Aunque Facebook sigue siendo el rey, Instagram se está convirtiendo en la segunda opción como red social de preferencia, y quién sabe si llegará al primer puesto en los próximos años.

Para muchos ya lo es, gracias a sus continuas mejoras, como la introducción de vídeo además de fotos, la posibilidad de transmitir vídeo en directo, o las historias de Instagram como vía alternativa de compartir fotos o vídeos.

Instagram no sirve sólo para dar envidia con nuestros platos de diseño o nuestras vacaciones de ensueño. En la actualidad, supone una vía de comunicación directa con un público potencial de más de 800 millones de usuarios mensuales activos (datos de septiembre de 2017) donde compartir vídeos, imágenes, GIFs, enlaces…

Pero, como ocurre en toda red social, uno de los objetivos primordiales es conseguir seguidores en Instagram para llegar al máximo de público posiblede manera directa.

Veamos algunas prácticas que podemos llevar a cabo para conseguir este propósito y transmitir nuestro mensaje con mejores resultados, bien tengas una cuenta personal, quieras darte a conocerte como profesional o seas el CM de una marca.

Cuidar el perfil

Siempre hay que empezar por el principio, por lo básico. En el tema que nos ocupa, antes de preocuparnos por el contenido que publicamos o por el público al que nos dirigimos, es importante cuidar nuestro perfil.

Debemos configurar nuestro perfil con una fotografía adecuada (de nosotros si es personal o del logotipo de nuestra marca o empresa en el ámbito profesional), así como rellenar el máximo de campos posibles para que cualquier vea nuestro perfil se haga una idea de qué tipo de cuenta es. También es recomendable añadir un enlace a nuestra página oficial o personal.

Nuestro perfil es nuestra carta de presentación, y aunque futuros seguidores nos conozcan por alguna publicación (una foto o un vídeo), si echan un vistazo a nuestro perfil para saber más, es mejor que se lleven una buena primera impresión.

Seguidores y seguidos

Conseguir seguidores en Instagram no es una ciencia exacta. Sin embargo, sí hay algunas pautas que podemos seguir.

En primer lugar, debemos cuidar a quién seguimos. No se trata de bombardear a decenas de usuarios siguiéndoles para que ellos sigan nuestra cuenta. Debemos fijarnos en qué usuarios son los más respetados o con más seguidores en según qué temas, en especial si vamos a publicar contenido específico (viajes, tecnología, manualidades, humor…).

Quién sabe si algunos de esos usuarios nos acabarán siguiendo a nosotros tras ver nuestro contenido y perfil y atraigan a más seguidores.

Hay quien dice que debemos mantener un equilibrio entre seguidores y seguidos, en el sentido de no excedernos en seguir demasiadas cuentasteniendo pocos seguidores. Obviamente, da mejor imagen tener más seguidores que seguidos, pero tampoco hay que obsesionarse con esta idea, en especial si nuestra cuenta es reciente.

Cuidar el contenido

El elemento más importante para conseguir seguidores en Instagram es el contenido que publiquemos en nuestra cuenta. Fotografías, vídeos o GIFs animados.

En función del propósito de nuestra cuenta nos será más práctico emplear un recurso u otro. Además, podemos alternar la publicación de un vídeo con una imagen o con una galería de imágenes relacionadas.

También podemos aprovechar las historias de Instagram para mantener al día a nuestra audiencia como complemento a las publicaciones habituales de nuestro muro.

Una vez tenemos claro el tipo de contenido, debemos tener en cuenta un calendario. No se trata de publicar cada día a la misma hora, pero sí debemos darle vida a nuestra cuenta de Instagram publicando habitualmente para que no parezca abandonada o poco activa.

También debemos ser conscientes de nuestro público objetivo y, en caso de llegar a varios países, considerar las distintas franjas horarias.

instagram_1

Además, la frecuencia de publicación es importante (mañana, tarde o noche) para cubrir a todos los tipos de usuarios.

No hace falta decir que el contenido debe tener un mínimo de calidad, es de sentido común, pero conviene no pecar ni por falta de cuidado ni por exceso. Los filtros, o los textos integrados en imágenes u otros elementos decorativos tienen sentido en su justa medida, tampoco hay que abusar.

Por otro lado, debemos procurar que las imágenes sean correctas, evitar fotos pixeladas o desenfocadas, vídeos de mala calidad, etc.

Además de contenido multimedia, que es la estrella de Instagram, no debemos descuidar la descripción, donde podemos incluir enlaces o menciones a otras cuentas si conviene.

Las etiquetas o hashtags también son importantes. Muchos buscan fotografías o vídeos a través del buscador con etiquetas, y que nuestro contenido salga en los resultados nos traerá visitas y, tal vez, más seguidores.

Como en otros aspectos, no conviene abusar con las etiquetas. Con un máximo de diez, y ya es decir mucho, es suficiente. Además, debemos ceñirnos a las más populares y que encajen en nuestra imagen o vídeo. Incluir una etiqueta aunque no tenga nada que ver sirve de poco.

Imagen | Pixabay (Autor: Wokandapix)

Commentarios