💊 3 señales que indican que las bacterias intestinales están desequilibradas

Bacterias
Bacterias

Las bacterias intestinales constan de millones de células, las cuales pueden tener un impacto en la salud. Sin embargo, no todas son iguales, ya que aquellas consideradas como buenas ayudan a mejorar la digestión, crean vitaminas y fortalecen el sistema inmune. Mientras que las malas pueden causar problemas en la digestión y la piel, entre muchas más. Para que un intestino se encuentre sano, es preciso crear un cambio para mantener un balance de las bacterias, por lo que es importante saber aquellas señales que pudieran provocarles un desajuste.

1. Deficiencias de vitaminas y minerales

El tener un intestino saludable tiene un papel importantísimo para que el organismo funcione de manera óptima y, con ello, se pueda sintetizar las vitaminas y los minerales. Ahora que si las bacterias están fuera de control, el cuerpo tiene muchos contratiempos y no lograr trabajar bien de pies a cabeza, provocando dificultades para recibir vitamina K, vitamina D, vitamina B12, vitamina B7 y magnesio.

2. Problemas digestivos

Bacterias intestinales desequilibradas

Dentro de los problemas intestinales comunes se encuentra la hinchazón, los gases, la diarrea, la constipación, la acidez, el intestino irritable, la colitis y la gastritis, los cuales son consecuencias potenciales de las bacterias intestinales insalubres. Muchos médicos recurren a medicamentos para ayudar a luchar contra estos padecimientos. Pero estos tratamientos solo calman los síntomas de manera superficial y no atacan el problema de raíz.

3. Enfermedades autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes pueden ser muy difíciles de sobrellevar, ya que el organismo se ataca así mismo. Pero lo peor de ello es identificar de donde viene el problema y acabar con el. Así que si estás lidiando con alguna enfermedad del intestino inflamatorio, puede que dichos órganos estén insalubres.

Así que si estos signos se presentan en tu cuerpo, es momento de ponerte en acción y mejorar la salud de los intestinos de una vez por todas. Para ello empieza por cambiar hábitos, evitando comidas tóxicas y manejando el estrés de forma llevadera. Además, de implementar alimentos fermentados, una buena cantidad de ingesta de agua y realizar ejercicio de forma constante ¿Nada complicado, no crees?

Commentarios