Alivia el dolor de articulaciones con estas raíces medicinales

El dolor articular es quizás de los mayores inconvenientes que pueden provocar inmovilidad y, con ello, minimizar ciertas actividades a realizar. Se puede llegar a manifestar por inflamación que a su vez se caracteriza por enrojecimiento y pérdida de la función articular. Sin embargo, existen raíces que ayudan a limpiar los desechos metabólicos y toxinas del cuerpo, ya que trabajan en las funciones naturales como la limpieza de riñones e intestino grueso. Además, incrementa en el flujo sanguíneo y trabaja de manera óptima en el drenaje linfático.

Cúrcuma

Especia curcuma

La cúrcuma resulta realmente eficaz en la reducción de inflamación del organismo e incluso baja el dolor. Esto se debe a que es un antiinflamatorio poderoso. Siendo la curcumina uno de los componentes de dicha planta que se ha comprobado tener más de 150 propiedades terapéuticas, las cuales incluyen anticancerígenas, antioxidativas, antibacterianas, antivirales y antifúngicas.

Raíz de bardana

Raíz bardana

De las mejores soluciones para quitar el dolor articular es incrementando los ácidos grasos esenciales. La raíz de bardana cuenta con un elevado porcentaje de aceites grasos, los cuales van a contribuir en la labor. Así que para consumirla, tan solo se debe preparar una infusión. Coloca un poco de raíz de bardana seca en agua y deja que suelte el hervor durante 10 minutos. Apaga, deja reposar 5 minutos y bebe.

Jengibre

Jengibre

El jengibre es un alimento con propiedades antirreumáticas y antiinflamatorias, por lo que se emplea en la medicina ayurvédica. El extracto de esta raíz activa los mediadores inflamatorios y suprime la vía inflamatoria prostaglandina. Un estudio señaló que, los efectos del jengibre en polvo en personas que padecían artritis reumatoide u osteoartritis experimentaron menos dolor y una disminución de la hinchazón sin efectos secundarios.

Así que si tienes dolor articularprueba con estas plantas y verifica su efectividad. Quizás, esas molestias desaparezcan más rápido de lo que piensas. Solo ten en cuenta que estos tratamientos son auxiliares del dolor, más no un remplazo del medicamento. Por ello, lo mejor es acudir al médico para una valoración minuciosa.

Commentarios